domingo, 2 de marzo de 2014

Obligaciones.

Efímero verso aislado
desfilan las letras oriundas,
pócimas mágicas
envuelven tus rimas.....

Transgresor veneno enamorado
concatenaciones rotundas,
sílabas trágicas
almas sin ánimas....

Silencios clamando
silencio,
soledades gimiendo
soledades...

Demasiado inocuo llanto
punto final,
desterrando el espanto
mortandad terrenal.

viernes, 7 de febrero de 2014

Deslealtad.

Recio eclipse aletargado
ocultando tu desnuda ingenuidad,
tu impàvido rostro desdibujado
coarta tu aletargada pasividad.

Miradas inertes, alertan naufragio
adormece el incierto presagio.

Amanece el núbil día moribundo,
prosigo cautivo de tu infecundo mundo.

domingo, 26 de enero de 2014

Confrontación.

Velo tus anhelos constantes
dibujo en tu dunosa frente
la realidad única, transgresora valiente.

Padezco el insomnio de tu presencia
doblegando las turbias esquinas de
la sutíl entregada indiferencia.

Amanecen los encuentros más lascivos
los devoro con mis bocados más incisivos.

Cautivo y sometido por tu voluminoso cuerpo
despierto  de este olvido con futuro incierto.

Al final...sólo pretendo hacer visible
tu sueño más invisible.

viernes, 20 de diciembre de 2013

Creciente.

Marea desnudando la luna
cómplice arena mojada,
pies amantes clavan sus huellas
clama el mar su ola lasciva.

Serpentea la estela
sobre el quicio del vértigo,
tu mano busca el abismo
pierde  la luz toda su cautela.

Varía el rumor de este amanecer
dejando tras de si
el peso de la noche,
al fin, la estrella fugaz
oculta su  frugal hogar.

miércoles, 11 de diciembre de 2013

Enjambre.

Rubor en el
rostro sin alma,
lágrimas clamando
su desesperada calma.

Fragor en el
destierro enmudecido,
sonrisas danzando
su vals más desconocido.

Ardor en el
horizonte despejado,
caricias temblando
en tu cuerpo marchitado.

lunes, 2 de diciembre de 2013

Absolución





Solamente cuando la vida te acorrala
y el sudor impropio te ahoga,
tu pensamiento se diluye tras
la frontera inusitada
del perpetuo recuerdo.

La enmienda de lo imposible
acorrala el hedor del exilio
alcanzando el esplendoroso olvido.


Y es en ese preciso instante,
y sólo en ese instante,
cuando cerrando los ojos,
podrás abrazar el infinito
del amor plausible.

domingo, 5 de mayo de 2013

Danzad.

Sobre la línea  delgada
del perpetuo deseo,
baila el austero
amor endemoniado.
Ritmo taíno, taurino,
desencuentros de un mismo destino.
Prófuga enamorada,
desheredada de la red del sumiso reo,
el yo siempre es lo primero
heredero de un reino taimado.