jueves, 21 de enero de 2010

Soéz (18)

El deseo compartido
abraza el beso deseado,
se rodea del gozo amanerado
buscando la simbiósis del cambio, enternecido
el guiño de ojo,inusitado
la prolongación de tu abrazo,enrojecido
por la envídia,embellecido
por el ardor, pudor, inusitado.
El desierto de tu presencía
ha sido habilitada, en un oasís de ausencía
donde rebosa con ardua inteligencia,
la mayor,supína, conspícua esencía
no es otra,tu doble moral,tu conciéncia
compartida y asida,en esta interferencia
de cruce de caminos sin indulgéncia
besando nuestros destinos sin ninguna heréncia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada