martes, 12 de enero de 2010

Soler (11)

Resopla la brisa fraudulenta
invadiendo de cristáles punzantes
la gloría de los egos cortantes
esos que miran siempre por encima,de forma violenta,
sin preguntas,sin pensar,forma atenta
de expresarnos sus merecimientos latentes.
Formados por la vía del dedo,
tú vales, tú no vales,me tienes miedo,
así entiendes esta medicina.
Salpicada de la envidia más inquína.
Galones encontrados en una oficina
dan mérito a la orda asesina
y así sucesivamente..año tras año...
enterraís en vida a la gente más supina...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada