martes, 1 de diciembre de 2009

Inefable (XVI)

Uno se cansa de huir al mismo lado
error tras error para regresar al pasado,
intentando luchar contra un destino autoritario
te ves abocado a un callejón sin salida,ordinario
donde te regodeas en su nebuloso fango,
te levantas,te vuelves a caer,no tienes rango
humillado en tu deshonor has perdido el orgullo
último rescoldo libre,que aún te hacía suyo.
Mente engatusada por esas artimañas
el lodo de tu vida crubre tus patrañas
imposible retroceder,caer más bajo,
tienes las mismas posibilidades que el escarabajo
intentas dar la vuelta,otra oportunidad,
tiempo perdido,eres un artista de la saciedad,
los buenos propósitos duran segundos
los malos hábitos secundan tus mundos
por donde te desemvuelves como pez en el agua.
Renuncia a la opaciedad,inicia la fuga,
vuelve a escapar,cierra esta crucificada
puerta,abandona este mundo,ten dignidad.
Es lo menos que se puede esperar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada