martes, 1 de diciembre de 2009

Internamiento (XV)

Buscando el meridiano de tu sonrisa,
esa balanza de belleza concisa,
mezclada con tu dulce intimidad,
prófuga en sentimientos,autoridad,
en tus flaquezas,consigues envaucarme,
siempre fiél a tus instintos,sin equivocarme,
lo más mínimo,soy bufón de tus palabras,
títere,esclavo, en las penumbras
de tus ruegos,obedecer sin rechistar,
mirada al suelo,paso adelante,acatar,
es mi sino,llorar mi consuelo,
aún así, hay sigo,arrastrado en este suelo,
que has convertido en alfombra,de mi señuelo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada