lunes, 30 de noviembre de 2009

Infuso (I)

Sufriendo en la escurridiza distancia
tus insistentes devanéos,persistencia
en tus faltas de calor y de candor
hacia un horizonte compartido con amor.
Buscas en tu inesistencia interior
la formula mágica del perdón,aún es peor
ese hipócrita remedio,infantil,
que albergas desde tu tierna edad pueril,
muestras seguridad donde la nada,
la desidia y dejadez,conducen esa manada
de engaños y mentiras,no hay salida
siempre separados,acampados en el punto de partida.
No quieres madurar,ni crecer,ni ver
solo marcar muescas,de desprecio,en tu revolver
personal.No me dejas ninguna opción,
mi amor e ilusión,finalizan en este renglón.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada