lunes, 30 de noviembre de 2009

Inobservancia (III)

Olfatéo el perfume de tu deseo,
mi piél despierta a tu encuentro,
camino por esta vereda,sedienta
de cariño,roce.te intuyo,no te veo
aún,no desfalleceré en este intento,
última oportunidad de reencontrarte
solo para mi eterno gozo,dulcificarte,
crucificarte en mi herido pecho
recostada a mi vera,en este lecho
de mútuo deseo,de mutua complicidad.
En la voluntad de mi amor,en esta capacidad
de coger aire y expulsar amor y amor
encuentro el camino,entierro el rencor
despacho al olvido,abrazo al amigo,
besos tus labios púrpura y confío
en que al abrir los ojos y despertar
no vean en el horizonte lejano mar
tu figura,tu ausencia,tu partir
en este conflictivo devaneo en que me convertí

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada