lunes, 30 de noviembre de 2009

Involuta (VIII)

El zigzagueo de tu contorno,
envelece mi despreocupado asombro
te observo en la distancia adquirida
como palabra de amor comprometida.
Pasan los años por tu dulce figura
conservas en el contoneo,arte impura
el vaivén soterrado de tu deseo
a cada movimiento carente y caliente
álgido de fervor efervescente
sonrojos en mi mirada ya no creo
que el tiempo de la pasión carnal
reviva en mí cada día,ávido acto primaveral
asomándose al balcón de mi ceguera
que produce tu oscilante cadera.
Y aún sentado ya,en el banco otoñal de mi existencia olcidando la flor del mal,
jugando a juegos astutamente prohibidos
convertidos mis amores en asuntos cohibidos.
El paso lento y longevo del tiempo
ocupan con absorvida fé mi pensamiento,
el deseo de la juventud y pasión,
aún no se acaban en mi estación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada