domingo, 29 de noviembre de 2009

Interjección (125)

Resopla la brisa infantíl,
deseando convertirse en gélido viento,
enterrando su aire pueríl,
en futuro amor lleno de pronunciamiento.
Se fugó el oscuro resentimiento,
convirtiendo en ternura,este convencimiento,
de,solo necesito amistad,
enterrando en vida,la única verdad.
Es largo,angosto,el camino de la sinceridad,
por el transcurre como sombras intermitentes,
las mil y un males de todas las gentes,
cargando sobre sus negras conciencias,
el desaliento,los amores,carentes de integridad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada